Estudios de vida útil

Inicio » Líneas tecnológicas » Estudios de vida útil
Estudios de vida útil
Especialización en la ampliación y evaluación de la vida útil de productos mediante técnicas avanzadas de I+D+i

La vida útil de un producto abarca desde el desarrollo del producto hasta el declive del mismo, ya sea por la pérdida de sus propiedades o el deterioro de sus componentes.

CETECE está especializa en estudio de vida útil que no solo comprenden estudios de durabilidad, si no también reformulamos productos para aumentar su vida útil, de forma que se amplíe el tiempo de consumo, y en consecuencia la satisfacción del cliente. Además, el productor obtendrá mayores ganancias, ya que sus productos podrán estar a la venta durante un mayor periodo de tiempo, en perfecto estado, y no tendrá que desecharlos y reponerlos con tanta rapidez.

Ponemos a disposición de nuestras empresas colaboradoras una planta piloto de I+D+i equipada con cámaras climáticas de humedad-temperatura que permiten simular el envejecimiento de los productos a lo largo del tiempo o acelerar este proceso al forzar las condiciones de almacenamiento o transporte. De esta forma, podemos comprobar de primera mano y en un tiempo récord el ciclo de vida útil de los productos.

Gracias a la técnica de aceleración de las reacciones químicas y enzimáticas que alteran los alimentos, somos capaces de estimar el tiempo de vida útil de los productos en un corto plazo de tiempo, proporcionando información valiosa para los productores y asegurando que los consumidores reciban productos en su mejor estado.

PROBLEMAS QUE RESUELVE

Estamos comprometidos con maximizar la vida útil de los productos, ofreciendo soluciones precisas y adaptadas que benefician tanto a productores como a consumidores. Para determinar la vida útil de los productos, empleamos una variedad de indicadores que abordan múltiples aspectos:

  • Determinaciones Físico-Químicas: Evaluamos características como la composición química y física para comprender cómo cambian con el tiempo.
  • Indicadores de Degradación: Medimos indicadores clave de deterioro, como acidez, peróxidos, hexanalanisidina, pH y actividad de agua, para evaluar la calidad a lo largo del tiempo.
  • Análisis Microbiológicos: Investigamos la evolución de la carga microbiana de los alimentos para garantizar la seguridad y la calidad.
  • Análisis Sensoriales: Evaluamos las características sensoriales del producto a medida que envejece, asegurando una experiencia de consumo consistente.
  • Análisis de Textura y Color: Utilizamos técnicas avanzadas para analizar la evolución de la textura y el color, aspectos cruciales para la aceptación del consumidor, como el  texturómetro TaX-T2
Todos los detalles